Estudio Andrológico

Diagnósticos

clinicas fertilidad huelva in vitro

En el hombre, el estudio de esterilidad se basa, fundamentalmente, en la valoración de los parámetros estudiados en el seminograma.

El andrólogo valora, durante el interrogatorio, todos aquellos datos que puedan explicar posibles alteraciones en el resultado del seminograma, datos del nacimiento, infancia o pubertad. Cierto tipo de enfermedades o el tipo de actividades profesionales del varón pueden alterar la calidad espermática. También la ingesta de determinadas drogas o medicamentos puede afectar esos resultados.

En determinados casos el especialista y frente a la necesidad de valorar factores muy concretos del estado del varón, podrá solicitar pruebas complementarias como:

Examen físico

En el examen físico se realiza una exploración del pene y/o testículos para descartar posibles anomalias físicas.

Ecografía escrotal Doppler

Permite valorar el escroto, los testículos, los epidídimos, los vasos sanguíneos escrotales, etc.

Detecta causas de dolor e inflamación testicular, la presencia de quistes y de varices que pueden ser la causa de una esterilidad por escasa cantidad y calidad en el número de espermatozoides. Es indolora y no tiene contraindicaciones ni riesgos.

Análisis hormonal en sangre

En determinados casos, cuando el recuento de espermatozoides es bajo, deben medirse los niveles de FSH y de testosterona en sangre ya que se puede valorar si hay un fallo del los testículos o de la estimulación hormonal central a los mismos; o bien en los casos de azoospermia (ausencia de espermatozoides), la existencia de un bloqueo que impida que los espermatozoides lleguen al eyaculado.

Estudio Seminal

El estudio seminal es un dato fundamental en el estudio de la pareja estéril. El seminograma consiste en el ánalisis macroscópico y microscópico de la muestra de semen. Se valora:

El volumen, color, licuefacción, aspecto, viscosidad y pH.

  • La concentración de espermatozoides, su grado de movilidad, su morfología y su viabilidad.
  • En ocasiones se hace necesario realizar pruebas opcionales:

– cultivo bacteriológico si hay sospecha de infección seminal

-test de fragmentación de ADN, para valorar la capacidad fecundante de los espermatozoides

Para realizar el estudio seminal es necesario realizarse una serología previa (análisis en sangre de enfermedades infecciosas). Además la muestra debe recogerse siguiendo unas normas:

  1. Abstinencia previa al día de la recogida de la muestra de 1 a 2 días.
  2. Obtención de la muestra únicamente por masturbación.
  3. Recogida de la muestra en un recipiente de plástico no citotóxico y estéril (bote estéril orina de farmacia).
  4. Imprescindible la recogida de todo el eyaculado (la primera fracción contiene el 90% de los espermatozoides).
  5. Entrega de la muestra al laboratorio en un plazo de tiempo no superior a los 60 minutos tras su obtención, procurando mantener la temperatura de la muestra (es aconsejable para ello llevar el recipiente cerca del cuerpo)

 

La muestra seminal puede obtenerse en el domicilio del paciente siempre que éste no se encuentre a más de 60 minutos del laboratorio donde vaya a entregarla. En caso contrario tenemos un lugar habilitado en el Centro para la obtención de la misma.

En ocasiones el médico solicitará la denominada capacitación espermática de la muestra de semen o test de REM. Consiste en el tratamiento del total de la muestra de semen con unos procedimientos de selección espermática y posterior determinación del número y calidad de los espermatozoides obtenidos tras la selección. Sirve de comprobación del resultado que se obtendrá, en aquellos casos en los que el procedimiento terapéutico deba ser la inseminación artificial, ya que el REM trata de seleccionar  los mejores espermatozoides existentes en esa muestra para su posterior utilización en la inseminación artificial. Normalmente y siempre que la calidad seminal lo permita, en laboratorio siempre se trabaja con el resultante de la capacitación.

Estudio del Varón

En el hombre, el estudio de esterilidad se basa, fundamentalmente, en la valoración de los parámetros estudiados en el seminograma.

El especialista valora, durante el interrogatorio, todos aquellos datos que puedan explicar posibles alteraciones en el resultado del seminograma, datos del nacimiento, infancia o pubertad. Cierto tipo de enfermedades o el tipo de actividades profesionales del varón pueden alterar la calidad espermática. También la ingesta de determinadas drogas o medicamentos puede afectar esos resultados.

En determinados casos el especialista y frente a la necesidad de valorar factores muy concretos del estado del varón, podrá solicitar pruebas complementarias como:

Examen físico

En el examen físico se realiza una exploración del pene y/o testículos para descartar posibles anomalias físicas.

Ecografía escrotal Doppler

Permite valorar el escroto, los testículos, los epidídimos, los vasos sanguíneos escrotales, etc.

Detecta causas de dolor e inflamación testicular, la presencia de quistes y de varices que pueden ser la causa de una esterilidad por escasa cantidad y calidad en el número de espermatozoides. Es indolora y no tiene contraindicaciones ni riesgos.

Análisis hormonal en sangre

En determinados casos, cuando el recuento de espermatozoides es bajo, deben medirse los niveles de FSH y de testosterona en sangre ya que se puede valorar si hay un fallo del los testículos o de la estimulación hormonal central a los mismos; o bien en los casos de azoospermia (ausencia de espermatozoides), la existencia de un bloqueo que impida que los espermatozoides lleguen al eyaculado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR