PRESERVACIÓN DE LA FERTILIDAD

Esta técnica además que permite acceder a dicha maternidad tras un tratamiento oncológico, así como posponerla por cualquier otro motivo.

El tratamiento para preservación de la fertilidad consiste en la congelación (mediante vitrificación) de los óvulos y almacenamiento, en nitrógeno líquido a -196º, de forma que éstos se mantengan jóvenes y en las mejores condiciones y, así sea la propia mujer la que decidida cuál es el mejor momento para quedarse embarazada.

Es la técnica que permite conservar gametos (ovocitos) manteniendo toda su viabilidad y capacidad biológica, permitiendo posponer la maternidad con garantías razonables.

Para ello deberás someterte a un tratamiento hormonal de estimulación ovárica para que tus ovarios produzcan la mayor cantidad de óvulos posible

La obtención de los óvulos se realiza bajo sedación en el quirófano y tiene una duración de unos diez minutos. Una vez se han conseguido los óvulos, se procederá a vitrificarlos y quedarán almacenados en nuestro banco.

Una vez que decidas que ha llegado el momento:

  • Se descongelan el número de ovocitos deseados.
  • Se inseminarán los ovocitos con el semen de tu pareja o de un donante mediante una Fecundación in vitro.
  • Se transfieren los embriones al útero de la mujer, unos 12 días después se realiza la prueba de embarazo.